Yocasta

Yocasta, de Joel Peter Witkin.

No dramaticemos, Edipo. Lo que pasó, pasó. En el mundo de la sangre, siempre hay puertas de escape. Fui tuya. Sí. Besaste el óxido de mis palabras y gozaste con ellas, en silencio, cuando aún tenías ojos para comprender que mi cuerpo te necesitaba, y se enroscaba en ti con el placer que sólo da la ignorancia.

Yo era una soga al cuello, bien firme; un amor anudado. Y tú, una historia ciega y solitaria que mis lágrimas recogieron para devorarla.

Soy tuya. Aún. Mis huesos te reclaman; la unión posible en esta cárcel de tierra.

Anuncios
Entrada anterior
Entrada siguiente
Deja un comentario

4 comentarios

  1. Juan Romagnoli

     /  *

    Hola Lilian:
    Desde Buenos Aires, te mando un beso enorme y mis felicitaciones por tu nuevo libro. Hermosos textos, inteligentes y poéticos. Los temas clásicos, de mitología digo, me gustan mucho. Te envío mi cariño. Juan.

    Responder
    • Abol

       /  *

      Muchas gracias, Juan.
      Un abrazo,
      Lilian.

      Responder
  2. Ivana

     /  *

    Hola Lilian,

    Buscando comprender encontré a Yocasta y así a ti. Tomé prestado – poniendo tu autoría – unas líneas que escribiste al respecto. Las transcribí en mi blog.

    Gracias. Un abrazo.

    Responder
    • Abol

       /  *

      Ivana: Gracias por visitar “Bellas de sangre contraria”.
      Un abrazo,
      Lilian

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: