Jasona

Woman walking on hands and feets, de Eadweard J. Muybridge. MoMA, N. Y.

No perdí una sandalia ni encontré el vellocino de oro,  frígidas damas del jurado.  Perdí un amor y gané una flecha púrpura. La arquera Atalanta me la dio: escribe, dijo, ese amor antes de que quedes ciega de pena. Y yo descifré las coordenadas del deseo. Ese hombre sigue siendo mi regreso y es mi escritura condenada. Pero qué saben los cerdos de confites. Ustedes no podrán jamás ver en mis ojos la mirada del insomne, que buscó en la madrugada una tibieza donde reposar de todo lo vivido.

El viento nos vio, el mar nos vio. Ellos son mis testigos y guiarán mis pasos hacia la salida.

Anuncios
Entrada anterior
Entrada siguiente
Deja un comentario

1 comentario

  1. Dédalus

     /  *

    Querida Loba: Parece que por tus venas corra sangre de la vieja Europa. Cualquiera que te lea sabrá que durante siglos has recorrido los montes continentales, desafiando la rudeza y las inclemencias del tiempo, hasta llegar a la madurez de tu retiro en el otro lado del planeta, para dar fe de cuanto viviste, junto a los hombres de hoy, a quienes no conoces.
    Un abrazo, sultana.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: